Ayto. Miranda de Ebro
Vivir Miranda
Miranda de Ebro
Miranda de Ebro


El Tiempo en Miranda

Exposiciones Virtuales


Pausar Pausar Reanudar

Miranda en casa

MIRANDA EN CASA

MEMORIA DEL CONFINAMIENTO 2020

ave fénix 30-4-20.jpg

Durante el año 2020 hemos vivido una situación a la que nunca nos habíamos enfrentado. Por todo el mundo se fue expandiendo la epidemia conocida como la COVID-19 provocada por el Coronavirus SARS-CoV-2. El 11 de Marzo la Organización Mundial de la Salud la reconoció como una pandemia y se decreto la emergencia sanitaria en todo el mundo. 

Esta pandemia atacaba principalmente el sistema respiratorio de la población mundial y miles de ciudadanos se ponían enfermos diariamente saturando los sistemas sanitarios de sus respectivos países y produciendo miles de muertos principalmente entre las personas mayores y las más vulnerables. 

Aunque desde el 9 de marzo de 2020 se habían tomado algunas medidas preventivas para hacer frente a la pandemia, ante la gravedad de la misma el Gobierno de España, el 14 de marzo, decretó el estado de alarma durante 15 días que se fue prorrogando hasta el 10 de mayo. 

Se limitó la libertad de circulación de los ciudadanos, que solo podían circular por las vías públicas para la adquisición de alimentos, medicamentos y productos de primera necesidad, para acudir a centros sanitarios, al lugar de trabajo o entidades financieras o aseguradoras, para la asistencia a personas mayores, menores, dependientes o especialmente vulnerables, así como por causas de fuerza mayor. También se cerraron los establecimientos minoristas, excepto aquellos relacionados con la venta de alimentos, de productos sanitarios e higiénicos, de prensa y papelería, de tecnología, gasolineras, estancos, tintorerías y lavanderías, siempre y cuando tomaran precauciones para evitar la aglomeración de personas. En este mismo ámbito, se suspendieron las actividades de hostelería y restauración, pero pudiendo continuar con las entregas a domicilio. Se produjo la suspensión de la actividad educativa presencial en todos los niveles y de la apertura al público de la actividad cultural y deportiva, así como la suspensión de todas las fiestas populares, la reducción en la oferta de transportes públicos y el condicionamiento de la celebración de ceremonias religiosas y civiles al respeto de la distancia entre los asistentes. Se impusieron los controles fronterizos terrestres de España con sus países vecinos, permitiendo la entrada únicamente a ciudadanos españoles o residentes, trabajadores transfronterizos, transportes de mercancías y causas de fuerza mayor medidas que se ampliaron a los puertos y aeropuertos nacionales.

Entre el 31 de marzo y el 13 de abril se decretó la “hibernación de la economía” que afectó principalmente a los sectores de la construcción y de la industria que deben realizar su trabajo de manera presencial, siempre y cuando no estén relacionados con el sostén del sistema sanitario y otros servicios esenciales y dejaron de funcionar durante ese tiempo aprovechando las fiestas de Semana Santa. Se impuso el teletrabajo en todos aquellos puestos en que fuese factible. 

Desde entonces vivimos una situación insospechada. Todos nos confinamos en nuestras viviendas, las calles se vaciaron y se impuso el distanciamiento social, el uso de la mascarilla y el lavado frecuente de manos con jabón o gel hidroalcohólico. 

Tras cuarenta y dos días de confinamiento, cuando la situación mejoró, se aprobó un “Plan de desescalada” en cuatro fases para reducir de manera gradual el confinamiento y paulatinamente nos “desconfinamos” y volvimos a una “nueva normalidad” que no fue la misma que conocíamos. 

Periódicamente se van sucediendo crisis que nos vuelven a confinar y a clausurar nuestros comercios y establecimientos, la actividad educativa, cultural y deportiva y los desplazamientos entre las distintas provincias de nuestro país. 

La investigación y desarrollo de varias vacunas ha encendido una luz de esperanza en la humanidad y esperamos poder contar con ellas para volver a nuestras vidas que ya no serán como las recordamos.

Esta colección de fotografías, realizadas por los mirandeses durante estos meses y recogidas por el Archivo Municipal dentro de la actividad denominada “Miranda en casa”, es un intento de mostrar como vivimos y afrontamos esta situación desconocida hasta ahora y un homenaje a todos los que ya no están con nosotros como consecuencia de la pandemia. 

La actividad sigue abierta y esperamos tu aportación para conseguir una Memoria Gráfica de lo que vivimos.

Hemos estructurado la colección de fotografías recibidas en varios epígrafes que intentan aglutinar los distintos aspectos de la vida durante el confinamiento. Al pulsar sobre cada uno de los apartados se abrirá una galería de fotografías.

 Recordamos que estas imágenes pueden ser utilizadas para uso privado y con fines de estudio e investigación, nunca comerciales, siempre y cuando se cite la procedencia del fondo. Para su publicación, en cualquier medio, se requiere autorización del Archivo Municipal. Ver las Normas de utilización de Fotografías.

- LA CIUDAD VACIA

- EL CIERRE COMERCIAL

- LOS BALCONES Y VENTANAS

- LOS APLAUSOS

- LOS MENSAJES

- LA CLASE CUIDADORA

- LA VIDA COTIDIANA




Teatro Salón Apolo
Miranda Empresas
SAC
Impuestos y Tasas Municipales
Casa de Igualdad
TourMiranda
Teatro Salón Apolo
Miranda Empresas
SAC
Impuestos y Tasas Municipales
Casa de Igualdad
TourMiranda

Plaza de España 8 - 09200 - Miranda de Ebro - Tfno: 947 349 100 - Tfno: 010 - Fax: 947 349 175 - buzon@mirandadeebro.es - N.I.F.: P0922400G
Mapa del sitio | Contacto | Accesibilidad | Cookies | Aviso legal y política de privacidad